Estás aquí
Inicio > Nacional > Gobernación clausuró un supuesto prostíbulo homosexual en la Juan Montalvo, norte de Guayaquil, pero el dueño de casa asegura que solo era una reunión de amigos

Gobernación clausuró un supuesto prostíbulo homosexual en la Juan Montalvo, norte de Guayaquil, pero el dueño de casa asegura que solo era una reunión de amigos

El anfitrión asegura que estaba con cuatro amigos en su casa cuando llegaron las autoridades. Añade que tomará acciones legales por daño a la moral.

La Gobernación del Guayas informó que el fin de semana, en que se clausuraron varios locales clandestinos y centros de diversión nocturna, se produjo el hallazgo de un aparente prostíbulo donde supuestamente laboraban hombres que se prostituían.

Tras revisar las habitaciones y hasta los cajones de la vivienda de José (nombre ficticio), redactaron en el reporte detalles y clausuraron su casa.

El hombre aclaró que solo se trataba de una reunión y que cuatro amigos suyos estaban en su vivienda cantando y habían bebido unas cuantas cervezas a puerta cerrada.

El hombre añade que estaban un poco tomados y ya no podían salir por el toque de queda, así que decidieron quedarse a dormir en la casa; y que, como tiene una habitación desocupada con un par de colchones, los acomodó para sus amigos.

Fue entonces cuando habrían llegado las autoridades de la Gobernación y allanaron su casa.

De acuerdo al reporte de la Gobernación, en la vivienda estaban diez hombres, lo que José niega rotundamente. Él asegura que estaban él y sus cuatro amigos, y muestra las fotos del operativo que ya se han viralizado como evidencia de esto.

En el informe se detalla también que se halló un cartón de preservativos y lubricantes, y que se encontraron ocho condones usados recientemente. José indica que, como cualquier persona responsable, tiene preservativos, pues tiene una vida sexual activa y se cuida.

El anfitrión asegura que su único error fue estar con sus cuatro amigos en su casa pese al toque de queda, y adelanta que tomará acciones legales con una abogada, porque las fotos y los videos de su casa y de sus amigos se han viralizado y muchos conocidos lo han contactado.

Siento vergüenza hasta de salir de mi casa, vinieron no sé cuántos policías”, expresa José.

El hombre, que trabaja como mesero y decorador de eventos, dice que por la pandemia no tiene un trabajo fijo, y el jueves debe acercarse a la Comisaría para conocer la multa que le van a imponer por un prostíbulo que niega administrar.

Fuente: EU

Deja una respuesta

Top
A %d blogueros les gusta esto: