Estás aquí
Inicio > Nacional > Jacobo Bucaram habría comprado $300.000 en insumos médicos ilegales

Jacobo Bucaram habría comprado $300.000 en insumos médicos ilegales

Dos extranjeros involucrados en la venta ilegal de insumos médicos, durante la pandemia, revelaron a las autoridades que uno de sus clientes fue Jacobo Bucaram, hijo del expresidente Abdalá Bucaram, quien les habría pagado más de 300 mil dólares en efectivo por la compra del material.

El pasado 1 de junio en el cantón Salinas de la provincia de Santa Elena, la Policía detuvo un vehículo BMW en el que iban los dos extranjeros, un ciudadano israelí y un australiano. En el auto llevaban más de 100 mil dólares en efectivo y usaban documentos falsos haciéndose pasar como representantes de la Agencia de Control de Drogas Estadounidense (DEA).

Cuando intentaron justificar el dinero hallado en el vehículo y otros 200 mil dólares que la Policía encontró en una caja fuerte dentro del departamento que alquilaban en Salinas, ambos aseguraron que el dinero provenía del pago que les hizo Jacobo Bucaram por la compra de insumos médicos.

“Me comuniqué con Jacobo Bucaram y nos pidió llegar a su casa en media hora. Pedimos que mi amigo australiano vaya hasta la casa de él, cuando llegó me envió fotos y videos. Ellos hicieron el negocio, acordamos que cuando él saliera de ahí con el dinero, que era mucho dinero, nos íbamos a Salinas, para no quedarnos en Guayaquil”, manifestó el ciudadano israelí.
 
Según recoge Ecuavisa, el negocio se habría hecho el 19 de mayo en la casa donde vive Abdalá Bucaram Ortiz, justo el mismo sitio en donde la Fiscalía decomisó decenas de cajas con pruebas de COVID-19 e insumos médicos el pasado 3 de junio.
 
 “Jacobo Bucaram me comentó que había contado 21.440 cajas. Nosotros cerramos el negocio a 15 dólares por paquete y él fue a buscar el dinero, la cantidad total era de 321.600 dólares. El trajo una maleta que estaba con mucho, mucho dinero, y contamos 321.600 dólares. Fotografié el dinero dentro del cartón y se lo envíe a mi amigo israelí para que viera que ya habíamos recibido el dinero”, relató el ciudadano de nacionalidad australiana.

Él asegura que grabó desde su celular cuando recibió el dinero de Jacobo Bucaram y está dispuesto a dar la contraseña de su teléfono para que realicen el peritaje que aún no lo han hecho.

Lo que sí pasó es que Jacobo Bucaram fue llamado a rendir su versión en la Fiscalía de Santa Elena, pero no acudió.

Los dos extranjeros enfrentan tres procesos penales: uno por falsificación y uso de documentos falsos, enriquecimiento privado no justificado y por delincuencia organizada. En este último, se investigará la relación que tuvo con funcionarios del Gobierno, cuyos nombres aparecen en el proceso.

Fuente: Vistazo

Deja una respuesta

Top
A %d blogueros les gusta esto: