Estás aquí
Inicio > Nacional > Correísmo abandonó discurso de la legitimidad de Jorge Glas y eligió una vicepresidenta para Lenín Moreno

Correísmo abandonó discurso de la legitimidad de Jorge Glas y eligió una vicepresidenta para Lenín Moreno

El correísmo abandonó su discurso de que votar por la terna para designar a un vicepresidente de la República era desconocer la legitimidad de Jorge Glas y se pronunció a favor de lo que había calificado como “opción Z”. Y junto con los legisladores socialcristianos y la tercera parte de Alianza PAIS (AP) ubicó a María Alejandra Muñoz como la cuarta persona en ocupar la Vicepresidenta en el gobierno de Lenín Moreno.

Cuatro horas antes de la votación en el pleno de la Asamblea Nacional, que se dio la tarde y noche del viernes, el coordinador de la bancada autodenominada de la Revolución Ciudadana (RC), Pabel Muñoz, mostró una carta abierta enviada al mandatario Lenín Moreno en la que a más de recordarle la crisis económica, política, social y de corrupción que vive el país, pide el retiro de la terna porque los nombres propuestos “muestran la soledad de su gobierno”, y exhorta a que salga del ostracismo y que se deje ayudar, pues es hora de pensar en la patria y de generar un mínimo de gobernabilidad. Adicionalmente, amenazaron al presidente de la Asamblea, César Litardo, en caso de que se atreva a suspender la sesión 677.

Las voces correístas encontraron eco nuevamente en los socialcristianos y coincidieron en el objetivo principal: impedir que la actual ministra de Gobierno, María Paula Romo, llegue a la Vicepresidencia de la República por efecto del ministerio de la ley. A ellos se adhirieron el movimiento SUMA, algunos independientes e incluso once de AP liderados por Elizabeth Cabezas, Ximena Peña y José Serrano.

Uno de los argumentos que usaron estos sectores políticos que aglutinaron 75 voluntades era la exposición, en la víspera de la elección, de un audio judicializado de un supuesto diálogo entre el asambleísta Eliseo Azuero (BADI) y su excolega Daniel Mendoza (AP), hablando de presuntos repartos de cargos públicos en el que nombran varias veces a una persona llamada María Paula. Este consta en el expediente de la investigación de supuesta corrupción en la construcción del hospital de Pedernales.

La ministra salió a aclarar que no participa en ese diálogo y que ninguno de los dos legisladores dicen que ha cometido alguna incorrección o falta, lo que sucede es que “ambos permanentemente mencionan mi nombre, ya se podrá constatar por qué, en qué momento, con qué intención; pero, por favor, es muy importante que no se confundan los diálogos políticos con los pactos de la regalada gana, esos no son nuestros, ni tampoco los diálogos con ningún acto incorrecto o ilegal”.

Y que en las irregularidades en la construcción del hospital, ella fue la denunciante y no la investigada. Esa declaración de Romo no convenció en la Asamblea.

El correísmo y el PSC plantearon tres escenarios. El primero, insistir públicamente en el retiro de la terna, pero el mandatario, desde la provincia de Santa Elena, cerró esa opción; por lo que pasaron a la segunda, y a través de la legisladora del PSC Cristina Reyes incluyeron con 87 votos una moción en la sesión 676 para que el pleno se pronuncie por el archivo de la terna, pero el tema no fue abordado porque el presidente encargado de la sesión, César Solórzano (PSP), suspendió la reunión pasadas las 18:00, cuando tocaba instalar la convocatoria 677. El tercero era aplicar el plan “Z” y consignar el voto por María Alejandra Muñoz.

Para el pleno 677 asumió la conducción el presidente de la Asamblea, César Litardo, quien se recupera de un contagio de COVID-19. Ante amenazas del correísmo, aclaró que para la elección del vicepresidente de la República aplicará lo que determina la Constitución.

En el procesamiento de la terna no hubo debate. Litardo dio la palabra a Rubén Bustamante (AP), para que mocione a María Paula Romo como primera opción, pero solo alcanzó 34 votos.

La segunda moción la hizo Noralma Zambrano (AP), para postular a Juan Sebastián Roldán, que no logró el apoyo ni del 10 % de los legisladores que integran la Asamblea.

Marcia Arregui (AP) fue la encargada de mocionar a Muñoz. Arrancó la votación y con ello el plan de los correístas y socialcristianos para empujar con sus votos esta designación, dejando atrás su tesis de negar, devolver e incluso de no avalar una elección ilegítima porque para RC, el vicepresidente de la República electo en las urnas es Jorge Glas, quien hoy guarda prisión en Latacunga por una sentencia por asociación ilícita en el caso Odebrecht.

La nueva vicepresidenta de la República, quien se posesionará la próxima semana, llegó al cargo con los votos mayoritarios de RC y PSC. María Paula Romo seguirá como ministra de Gobierno.

Fuente: EU

Deja una respuesta

Top
A %d blogueros les gusta esto: