Estás aquí
Inicio > Política > Sistema de escrutinio para las elecciones nacionales, aún con retrasos en su desarrollo

Sistema de escrutinio para las elecciones nacionales, aún con retrasos en su desarrollo

A las controversias políticas que enfrenta el Consejo Nacional Electoral (CNE) se suma el desarrollar las actualizaciones en los sistemas informáticos para la publicación de resultados, el día de las votaciones nacionales del 7 de febrero del 2021, que aún tienen retrasos.

La Comisión Técnica, integrada por delegados de los cinco consejeros, que da seguimiento al cumpliminento del Plan Estratégico de Tecnologías de la Información y Comunicación (Petic) lo alertó en un nuevo informe que fue conocido por el pleno del Consejo, el 7 de enero pasado.

El análisis de esta comisión detectó que el desarrollo de varios componentes del Sistema Informático de Escrutinio y Resultados (SIER) reporta retrasos a ocho días de que se realice el primer simulacro nacional del funcionamiento de este sistema operativo, previsto para el 17 de enero.

Por ejemplo, sobre los Centros de Digitalización de Actas (CDA) se observó que la contratación del servicio de mantenimiento de los escáneres debía culminar el 9 de diciembre del 2020 y hay un avance del 35 %, por lo que «no se ha dado mantenimiento a estos equipos».

Ayer, según el cronograma interno, debía realizarse una prueba técnica, pero la instalación de los enlaces en los CDA tenía un 80,9 % de cumplimiento y representaba «un alto riesgo» para llegar a las pruebas, y no se podían probar en su totalidad.

En el alquiler de un Centro de Datos Alterno se registró un avance del 60 % por el retraso en la entrega de equipos por parte del proveedor (Corporación Nacional de Telecomunicaciones, CNT) y en la instalación, configuración y pruebas.

Otra preocupación es que el desarrollo del SIER debió haberse cerrado el 15 de diciembre pasado, pero hasta el momento «se siguen realizando modificaciones y nuevas incorporaciones».

Esta herramienta es la que permite el registro de información que consta en las actas de escrutinio que se generan en los recintos electorales. Luego se procesa la información y se revisan las actas en las Juntas Provinciales Electorales, hasta la presentación de resultados a la ciudadanía, organizaciones políticas y medios de comunicación.

En ese sentido, los delegados de los consejeros alertan que de forma «urgente se concluya con la fase de desarrollo, de análisis de riesgos para dar inicio a las pruebas de integración, aceptación y seguridad». Esto permitiría que haya tiempo para corregir posibles errores entre las pruebas técnicas y simulacros, y en esos espacios observar su funcionamiento como si fuera el día del sufragio.

Respecto de la infraestructura tecnológica para el centro de datos principal (que está en la matriz del CNE en Quito), «constituye un alto riesgo para el proceso electoral», advierte la comisión.

Ello porque no se ha podido concretar la adquisición de equipos, pues en un primer proceso de contratación se lo declaró desierto; se había intentado alquilar los equipos, pero también se declararon desiertos, y la fecha límite para la adjudicación era el 9 de diciembre pasado.

La renovación para obtener licencias de software para proteger de vulnerabilidades a la infraestructura tecnológica tampoco se ha concretado, porque existirían retrasos en la disponibilidad presupuestaria, y se lo haría con «remanentes» del presupuesto operativo electoral del 2021.

La presidenta del Consejo, Diana Atamaint, convocó a una reunión dentro de las próximas 48 horas entre los consejeros y el personal a cargo, para conocer cómo se atenderán estos retrasos.

En tanto, los consejeros Luis Verdesoto y Enrique Pita manifiestan sus inquietudes.

Tras la lectura del informe de esta comisión, el vicepresidente Pita expresó su «extrema preocupación» por el estado del sistema tecnológico y el SIER, en vista del simulacro nacional que debe realizarse el 17 de enero.

«Estamos a 30 días (de las elecciones), y realmente debe preocuparnos el hecho de que todavía hay acciones, gestiones, decisiones que están pendientes y no podemos incumplir con la responsabilidad de garantizar un proceso transparente, ágil e idóneo. El corto tiempo que se tiene para el simulacro previsto para el 17 de enero y para llegar al 7 de febrero, nos obliga a exigir el conocimiento de un cronograma detallado que especifique los requerimientos. Practicar las pruebas de carga y estrés y cierre del sistema con las organizaciones políticas para tener la certeza de que vamos a llegar con todos los sistemas operativos y equipamiento necesario», manifestó.

Verdesoto exaltó la urgencia de que las áreas respectivas «esclarezcan, justifiquen y presenten las soluciones para cumplir con las responsabilidades (del sistema) para el día del sufragio».

Fuente: EU

Deja una respuesta

Top
A %d blogueros les gusta esto: