Estás aquí
Inicio > Nacional > Malestar por multas impuestas en radares de carretera a la costa

Malestar por multas impuestas en radares de carretera a la costa

Luego de que un exdeportista diera a conocer que fue multado en la vía a la costa por conducir supuestamente a 109 km/h, cuando llevaba el modo de velocidad crucero activado, en 100b km/h, otros conductores también se quejaron en redes sociales por lo que consideran errores en los radares ubicados en dicha carretera.

“A mí también me llegó hace meses correo que iba a 107 km si mi carro no rueda a más de 90 km y pedir apelar es pasar tiempo. Te envían certificados de calibración de los radares hasta de la Nasa”, escribió el usuario Ricardo Arízaga en la red social Twitter.

A finales de agosto, a Cristóbal, un lojano que viajó desde su tierra natal hasta Salinas, cuando le faltaban unos 30 kilómetros para llegar al cantón Santa Elena, en la provincia de igual nombre, uno de los radares le registró un supuesto exceso de velocidad.

Según él, conducía a menos de 100 km/h, pero el dispositivo le marcó 126 km/h.

“El vigilante me pidió la licencia, la matrícula y me indicó por qué me habían parado”, comentó el hombre, quien sostuvo que la situación fue aprovechada por un vigilante de la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE), quien supuestamente recibió un valor de $ 30 para “ayudarlo”.

“En todo caso, me aseguró que no iba a subir al sistema la multa”, dijo Cristóbal, quien agregó que luego de eso ya se percató en todo momento de no exceder los límites de velocidad. No obstante, él recalcó que estaba seguro de que no cometió ninguna infracción.

“Después de ocho días a mi regreso, en el mismo lugar estaban nuevamente los agentes con un vehículo en el mismo operativo”, citó el conductor.

Édgar Morales, otro usuario de Twitter, también expresó su malestar por las multas generadas por los radares ubicados a lo largo de la vía a la costa, aunque no precisó en qué tramo fue sancionado.

“¡Uff!, es un dolor de cabeza irse a la costa, si no son los radares, son los vigilantes, ya mismo es un delito irse en carro propio, he pagado multas por exceso de velocidad. Citaciones hasta por mal uso de bocina, se buscan la forma de lucrarse esa gente”, escribió.

Mientras, Francisco Verni, quien suele viajar por esa carretera con sus compañeros de un club de motocicletas, comentó que la semana anterior se percató de que pasando Progreso hay varios radares que están apagados. “No se sabe si están apagados o están dañados, pero no marcan nada”, manifestó el motociclista.

El usuario Pepe Nevárez, en cambio, mencionó que aun cuando conducía a menos de 90 km/h uno de los dispositivos le marcó una velocidad de 118 km/h en dos ocasiones. “Total salí pagando $ 270”, expresó el conductor.

Roberto Miranda contó que también tuvo inconvenientes con los radares. “Ellos enseñan las fotos y lo que dicen es que uno como propietario del vehículo vaya al taller a revisar el velocímetro. No sé si lo hacen por sorprender y ver si uno les afloja plata o bien ellos tienen dañado sus radares”, opinó.

Otra preocupación que compartieron varios conductores es que cuando un vehículo circula sin placas, los radares captan la imagen del automotor más cercano, pero con la velocidad del carro que no tiene identificación alguna.

Sobre las quejas y cuestionamientos de ciudadanos y de grupos que rechazan ciertas actuaciones de vigilantes de la CTE , Eduardo Ayala Guzmán, director ejecutivo de la institución, señaló en días anteriores que tienen alrededor de 200 sumarios administrativos abiertos en contra de agentes.

César Llaguno, director de control operativo de la CTE, señaló que los radares reciben calibraciones cada tres meses por parte del proveedor de los equipos. Desde el lunes de esta semana, indicó, han empezado las tareas de mantenimiento en la vía a la costa, por lo que de registrarse alguna novedad esta será detectada. No obstante, indicó, no han tenido reportes hasta el momento.

Fuente: EU

Deja una respuesta

Top
A %d blogueros les gusta esto: